Jugando con airenes

En mayo fuimos convocados por Felix Delgado a una cata de vinos blancos del año de la variedad airen, todos de la provincia de Ciudad Real. El lugar de convocatoria fue la Taberna Restaurante Comendador y la metodología de cata no fue el análisis organoléptico tradicional sino una valoración ponderada de los allí presentes.

El objetivo que nos había marcado nuestro sumiller era valorar los diferentes vinos en cata ciega sin profundizar en el análisis metodológico. La idea era valorar del 1 al 5 las sensaciones que nos transmitían, tanto en nariz como en boca, señalando tanto las características que nos agradaban como las que nos motivaban a puntuar con valores bajos. El ritmo de cata que se marcaba era ligero, permitiendo valorar pero no recrearnos excesivamente.

Convine recordar que catábamos vinos elaborados con uvas airen, este varietal se caracteriza por vinos con aromas frutales pero sin una expresión explosiva generalmente, es difícil encontrar potentes aromas herbáceos o florales, eso no implica que su calidad sea inferior, tan solo diferente. Para los que hemos nacido y vivido en tierras manchegas, estos vinos tienen una especial componente emocional. Personalmente me recuerdan a vaso y mesa camilla, a trago fresco mientras se almuerza en la vendimia, a mosto y prensa de la bodega. Si pensamos en maridaje, creo que nada equilibró unas migas mejor que un trago de vino airen. Cuando se elabora un buen vino a partir de esta uva nos ofrecerá un pedazo de llanura manchega, luz, calidez del sol y la frescura del inmenso mar de pámpanas.

La cata consistía en valorar siete vinos diferentes que iban alternándose con relativa celeridad. Se supone que no debíamos influirlos entre nosotros, pero la realidad es que es realmente complicado compartir copa y no compartir palabra, aun así, fuimos bastante respetuosos con las normas impuestas y no emitimos juicios personales demasiado contundentes. Una vez terminada la ronda de los siete vinos, pusimos en común lo apreciado y en general hubo bastantes coincidencias. La principal sorpresa fue cuando nos informaron que solo había tres vinos y que todos habíamos repetido botella en al menos dos ocasiones. Este ejercicio nos sirvió para entender la influencia del entorno y del tiempo en la cata sensorial. En algunos casos habíamos valorado diferentemente un mismo vino, con la única diferencia de haberlo servido diez minutos después. La saturación de la nariz, el estado anímico o la propia evolución del vino estaba influyendo directamente en nuestra valoración.

La continuación de la velada se enriqueció con la cata de uno de los vinos extraído directamente del depósito, anterior a su filtrado, con un aspecto turbio pero con unos aromas más definidos y vivos. El acompañamiento de exquisitos platos elaborados por José Angel y la charla amigable con los participantes fue el broche final de una noche de la que todos mantendremos un grato recuerdo.

Es importante destacar que no se pretendía etiquetar de buena o mala la bodega, la marca o la añada. Todos los vinos resultaron correctos y la valoración por orden de agrado de los presentes fue:

Pedroteño, vino dePedro Muñoz, bodegas Vinos Coloman.

Argavin, vino de Argamasilla de Calatrava, Cooperativa Nuestra Sra. del Socorro.

Clavileño, vino de Daimiel, bodega Los Pozos.

Como comentario final, tan solo sugerir a nuestros bodegueros la inversión de recursos en la imagen de marca. El objetivo de un vino debe ser la seducción del comprador desde el momento que lo vemos en la estantería del comercio. El vino además de beberse, acompaña suculentas comidas, se comparte con amigos cercanos y es fuente de momentos memorables. Una etiqueta y un nombre debe sintetizar todo esto y hacerlo personal. Animo a nuestros excelentes bodegueros a buscar presentaciones de sus productos con una mayor proyección en base a su atractivo, quizás no suponga una gran inversión económica respecto a los beneficios que considero que les pueda reportar.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en Catas. Guarda el enlace permanente.

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s