Don Manuel Bistró. Un restaurante especial en Monforte de Lemos

Don Manuel BistroPara los que disfrutamos de comer, entendemos esta necesidad, como algo más que nutrirnos, es más bien un momento clave de la propia evolución social del ser humano, que deja de darle bocados a un trozo de alimento para degustar y compartir lo que sale de una cocina elaborada.

En nuestros viajes vamos buscando y descubriendo sitios donde comer bien, a veces guiados por recomendaciones de internet o guías, otras simplemente nos topamos con ellos. Esta vez estábamos en Monforte de Lemos y se acercaba la hora de sentarse a la mesa, la ciudad nos estaba encantando, su pasión por el vino nos cautivó, el hecho de que la oficina de turismo y centro de interpretación de la Ribera Sacra fueran el mismo lugar, ya nos parecía extraordinario. A la hora de decidir un restaurante, generalmente intentamos hablar con los propios del lugar y tras un par de conversaciones nos hacemos idea de lo más destacado. Esta vez optamos por preguntar al Sr. Internet, para ser más exactos al buscador El Tenedor, este nos recomendó el Don Manuel Bistró, a unos metros paseando de donde estábamos. Le hicimos caso y hacia él nos dirigimos.

Nuestra experiencia en Don Manuel Bistró

La entrada es un parking ajardinado y amplio, y al fondo se ubica un edificio cuadrado con grandes cristaleras. Al entrar tiene la clásica pinta de sitio snob, un bambú por aquí, formas muy cuadradas y diferentes tonos marrones, a la izquierda la cocina semiexpuesta a los comensales, hecho que nunca me disgusta si la mezcla de olores no invade el comedor. La primera sensación es una mezcla de confort y de despedida del saldo de la visa. Una amable chica nos pregunta si tenemos reserva, imaginamos como protocolo de recepción, porque quitando un par de mesas en resto del restaurante está completamente vacío, tras confirmarle que no, nos acompaña a una mesa donde nos podemos sentar.



Restaurante D. Manuel Bistro
Desde nuestra mesa es posible ver la cocina, como considero que cocinar es un arte, siempre es agradable ver a los artistas a la hora de elaborar su creación, lo único que a veces me molesta es que los olores invadan la sala, pero no era el caso, el restaurante estaba muy limpio en todos los sentidos.

Como nos quedaba un viaje de vuelta a Lugo, no quise comer demasiado, ni abusar del vino, por tanto pedimos una ensalada, rape y zamburiñas en salsa de cigalas, acompañado de unas copas de godello. Lo primero a destacar es que el vino servido por copas estaba bueno y bien conservado, hecho a destacar, pues la opción de no elegir una botella de la carta no tiene por qué suponer beber un mal vino, por tanto punto positivo para D. Manuel, además la carta de vinos era sorprendente, no tanto por la cantidad de referencias sino por la buena elección de las mismas y la priorización que había hecho de los vinos de la tierra. La elaboración de los platos fue excelente, destacamos las zamburiñas con una cremosa salsa de cigalas y el postre, una mousse de chocolate blanco y frambuesa helada, todo elaborado artesanalmente.

Zamburiñas con salsa de cigalas

Zamburiñas con salsa de cigalas

Al finalizar, D. Manuel, el chef, se acercó a nuestra mesa y tuvimos el privilegio de charlar un ratito con él. Un joven cocinero, con una pasión por su profesión, que lo hace merecedor de nuestra admiración. Al transmitirle nuestro agrado por la comida, compartió con nosotros la ilusión por el proyecto de restaurante que estaba desarrollando en Monforte y con la humildad propia de los profesionales que realmente conocen la cocina, compartimos puntos de vista y opiniones.

Chocolate blanco con frambuesas heladas

Chocolate blanco con frambuesas heladas

La parte más dolorosa de una buena comida es al marchar, y un ratito antes cuando nos traen la cuenta, pues bien, no voy a hablar de dinero pues me parece obsceno, pero puedo asegurar que la relación calidad-precio lo hace un sitio más que recomendable. Estoy convencido que si trasladásemos este mismo restaurante a otro lugar, tendríamos que pedir cita con días de antelación.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en Gastroturismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Don Manuel Bistró. Un restaurante especial en Monforte de Lemos

  1. Madre mía, Fernando, la proxima vez leo tu post despues de comer!!!

    Le gusta a 1 persona

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s