Atrio. En el cielo cigüeñas y en el suelo estrellas

Visitar Cáceres siendo un apasionado de la gastronomía y no reservar en Atrio, es como ser Catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid y no haber pisado el Museo del Prado. Cada vez que cruzábamos frente a su discreta puerta, sentíamos llamadas de seducción como los cantos de sirenas en la isla de Artemisa. Finalmente, reservamos para el primer domingo de mayo y la experiencia estuvo a la altura de las expectativas.

Al recibirte, lo primero que hacen es bajarte a ver su fabulosa bodega. Alguien que adora el vino, como yo, rodearlo de las joyas que allí atesoran es como meter a Darwin en el Arca de Noé. Serie de añadas de Petrus, Romanée-Conti, Vega Sicilia, etc.,  y si eso no es suficiente, nos dicen que nos van a enseñar sus joyas, todo las añadas imaginables de Chateau d’Yquem. La próxima vez que vaya me llevaré una copa, un sacacorchos y una granada de mano, a ver quién me saca de allí, si al final volamos todos, no creo que el paraíso sea muy distinto de esa bodega.

Maranges. Chardonnay de Borgoña

Maranges. Chardonnay de Borgoña

Tras la visita a la bodega, nos acompañan a nuestra mesa y nos muestran la carta. Sólo hay dos opciones, un menú degustación clásico, con los platos más tradicionales del restaurante y otro más actual. Decidimos elegir el clásico, porque entendemos que en nuestra primera visita debíamos comprender la trayectoria de Atrio y el por qué había llegado a ser un referente dentro de la gastronomía. Para acompañar el menú, nos consultan el vino a tomar y aquí nos vamos a permitir una pequeña crítica, que me gustaría reflejar como propuesta dentro de mi humilde opinión. Nos sorprendió que un restaurante con este nivel y con una de las mejores bodegas del mundo no contemple la posibilidad de maridar su menú con varios vinos. Las propuestas de su carta van desde la merluza al cabrito y es muy probable que no nos apetezca armonizar todos los platos con el mismo vino. Es cierto que al proponérselo, no pusieron ningún inconveniente, pero les descolocó un poco y nos ofrecieron un vino blanco chardonnay de Borgoña, que podía equilibrar con todos los platos y realmente así fue.

Gambas marinadas, ensalada de brotes y crema agria

Gambas marinadas, ensalada de brotes y crema agria

Hemos de señalar que el servicio es excelente, desde José Polo como director de sala, a todos y cada uno de los integrantes del equipo. Este hecho es importante, porque un buen restaurante es cocina y mucho más, y dentro del todo, la profesionalidad del personal que atiende tiene un peso vital. Imaginémonos que estamos viendo el ballet de El Lago de los Cisnes, pero en vez de estar sentados en una butaca, estamos en el propio escenario y podemos sentir la precisión con la que ejecutan la danza, además de disfrutar de la música. Esta fue nuestra sensación, la coordinación, la atención y la degustación de los platos es todo uno.

Milhojas de boquerón con vinagreta de avellanas

Milhojas de boquerón con vinagreta de avellanas

Empezamos con un par de aperitivos donde destacan sus macarons de remolacha, muy ligeros, como corresponde a un aperitivo, con la idea de prepararte para la llegada de los platos principales. Sorprenden las elaboraciones basadas en productos de calidad relativamente tradicionales, como unas milhojas de boquerón o careta de cerdo, equilibrando magistralmente con fusiones más arriesgadas. La careta de cerdo, por ejemplo, comparte plato con la cigala y el caldo de ave, hecho que puede extrañar al principio, pero que sorprende cuando lo pruebas. Personalmente disfruté con cada una de las propuestas, aunque he de confesar que aún tengo paradisíacos sueños con el carpacho de gambas marinadas. Los postres mantuvieron la línea de excelencia, sobre todo para nosotros que casi nunca nos seducen los que nos ofrecen, por desagradarnos la sensación empalagosa debido al exceso de azúcares y el escaso equilibrio ácido. En este caso la torta del Casar y la falsa cereza estaban deliciosas.

En definitiva, nuestras expectativas se cumplieron placenteramente, evidentemente no es un restaurante para reservar diariamente, pero la próxima vez que digan el precio de las entradas para una final de fútbol, yo pensaré – ¡Qué cenaca me metía yo en Atrio con el precio de esas entradas! – con todos mis respetos para los futboladictos.

 

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en Gastroturismo, Los templos de la esquina y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Atrio. En el cielo cigüeñas y en el suelo estrellas

  1. carbayon1970 dijo:

    Que buenos recuerdos me traes hoy, hace casi un año de mi visita y aún la recuerdo como si fuera ayer. A mi por más que me insistieron no me consiguieron llevar a la bodega hasta el final de mi comida. No disfruto del vino como tu, por desgracia soy cervecero y al igual que apreciaste el tema del maridaje en mi lado del lupulo que sólo tuvieran un cerveza en carta (y de las generalistas) me sorprendio muchísimo sabiendo que poseen una de las bodegas mas importantes del mundo.
    Muy acertado el comentario final de las entradas de futboleros, o los libros de texto de los niños, o las clases de ingles, o las cremas regenerativas…..tengo que aguantar muchos comentarios-critica cuando visito este tipo de restaurantes, ya sabes lo de la paja en el ojo ajeno.
    Efectivamente, un restaurante de esta calidad es una globalidad, entorno, servicio, comida, bodega…y Toño y José lo bordan.

    Me gusta

  2. Pingback: Cáceres. Capital monumentalmente gastronómica | El emparrao

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s