Liberalia. El espíritu del renacimiento en la tierra del románico

Que el vino es algo más que una bebida es algo que la literatura se ha encargado de reflejar a lo largo de la historia. Casi desde que los seres humanos formamos civilizaciones, fermentamos el mosto de la uva, y por tanto, el vino ha estado presente en todas nuestras expresiones artísticas, culturales y sociales en general. La mayoría de las veces, el mundo del cultivo y elaboración está separado del mundo del arte, y confluye cuando el artista refleja al vino compartiendo nuestros momentos más vitales. ¿Qué pasaría si el artista y el bodeguero fueran la misma persona? Pues que en cada botella se encerraría la pasión del arte y podríamos servirla en cada una de nuestras mesas. Esto es Liberalia.

Bodega Liberalia

Bodega Liberalia

Visitando Toro, tuvimos la oportunidad de visitar esta bodega y conocer a su propietario, Juan Antonio Fernández, quien a pesar del escaso tiempo del que disponía, nos atendió con especial dedicación, mostrando la esencia de su proyecto. El nombre de Liberalia viene de las fiestas celebradas en la antigua Roma en honor al Padre Liber, dios de la fertilidad y el vino, y de su esposa Libera. Empezar explicándonos esto, nos pone en preaviso de que no va a ser una visita común. Nos detalla las nuevas obras que tiene en marcha, con idea de ampliar las instalaciones y ofrecer más servicios, y nos da un paseo por las cubas de acero y la sala de barricas. En un pequeño stand tiene toda la variedad de vinos que elabora y nos describe lo que busca con cada uno de ellos. Liberalia dos, una apuesta por el vino joven para llegar a los jóvenes, Liberalia cero, buscar la esencia de la madera fermentando en ella, Liberalia 5, su vino de reserva, llamado así como homenaje al perfume Channel nº 5, Liber, su gran reserva, Ariane, su champagne, y alguien pensará, como yo hice, no es champagne, será espumoso, y es cierto, pero a Juan Antonio no le gusta llamarlo así porque piensa que el Fairy es espumoso también y lo que el elabora está muy lejos de parecerse a un detergente. La ley le obliga a llamarlo espumoso pero dentro de la botella está encerrado el espíritu del champagne. Muchas de las etiquetas están basadas en cuadros suyos, porque Juan Antonio pinta y toca el violín, además es un apasionado de la ópera y la literatura y todo esto lo refleja en su salón de catas y en cada botella.

Nos marchamos con un abrazo y algunas botellas en el maletero. Se lamentó de no poder dedicarnos mucho más tiempo, su hija debe viajar al día siguiente a Tokio, pues gran parte de sus ventas están fuera y él tiene compromisos pendientes que atender, pero nos abre las puertas para cualquier otro momento, proponiéndonos hacer una comida y disfrutar juntos de las pasiones que nos unen, la música, la pintura, la poesía y a partir de este día, sus vinos.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en Gastroturismo, Otras experiencias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Liberalia. El espíritu del renacimiento en la tierra del románico

  1. Pingback: Liberalia dos | El emparrao

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s