¡Sí al almacén de confinamiento seguro de la panceta ahumada!

Me he estado resistiendo a escribir nada, en relación con la polémica sobre las carnes procesadas y la OMS. No quería entrar en el juego, originador de un revuelo, que considero desproporcionado, siendo lo más destacable, para mí, la evidente manipulación mediática de la información, magnificando con titulares alarmistas por un lado o desacreditando los estudios de la OMS por otro. Evidentemente, las informaciones emitidas desde ópticas más veganas serán siempre diferentes a los defensores de alimentaciones más carnívoras, pero de ahí a llegar a la alarma social que se ha producido, me parece que el gran protagonista ha sido el sensacionalismo informativo.

Estando de compras en una superficie comercial, nos encontramos con unos amigos, con quienes nos paramos a hablar, sin darnos cuenta que estábamos frente a un expositor de bandejas de carne cortada. Al rato, uno de ellos, comenta: “Lo que me admira de vosotros es la valentía que tenéis, aquí junto a todas estas chuletas y sin miedo ninguno por vuestra vida, sois unos temerarios”. Evidentemente el comentario era un sarcasmo, pero me hizo pensar en todas aquellas personas que sólo se informan por una única fuente o que se limitan a leer titulares, y a crearse la opinión en función de estos.

Peligro panceta radiactiva

No voy a entrar en si se debe comer más, menos o ninguna carne procesada o roja. Casualmente hace unas semanas asistí a una conferencia de Rafael Moreno Rojas, catedrático de nutrición de la Universidad de Córdoba, que nos habló de las propiedades saludables del jamón ibérico, sin ocultar los aspectos más negativos como el alto contenido en sal, pero aportando datos y evidencias científicas sobre las que soportaba sus argumentaciones. Unas semanas después nos invaden informaciones con titulares como estos:

Es cierto que el desarrollo de la noticia, en muchos de estos medios, no es tan alarmista, pero el sensacionalismo del titular hace que mis padres, de más de 80 años, miren con inquietud los chorizos que guardan en la nevera. Yo intenté tranquilizarles, mostrándoles el lado bueno de tener plutonio de cantimpalo en el refrigerador, si se va la luz, su energía atómica os lo mantendrá encendido, pero me miraron un tanto escépticos. También es cierto, que después de haber vivido el hambre de una posguerra y llegar a los 85 años con una dieta omnívora, me da a mí, que es difícil cambiarles su visión del tocino entreverado.

Mi alma técnica me dice que si la OMS ha metido en la misma lista de productos peligrosos  a la panceta, el plutonio y el amianto, todos estos productos deberán ser tratados de la misma manera. Deberemos gestionarlos con los mismos protocolos de seguridad, intentando confinar de forma segura y sin riesgo para la especie humana, los nocivos chuletones de ternera rubia gallega y los lesivos jamones de bellota del valle de Los Pedroches. Y es aquí, por el bien de la humanidad, donde martirizo mi existencia y me presento voluntario para custodiar todos estos perniciosos productos. Estoy proyectando un almacén dotado de cámaras frigoríficas selladas, jamoneros de acero inoxidable aséptico e incineradoras vuelta y vuelta con regulación de punto, punto menos, punto más, que considero cumplen toda la normativa internacional de seguridad. Además, aplicando el Principio de precaución, he planificado incluir en el interior, una bodega climatizada, pues según la OMS las bebidas alcohólicas se encuentran en el Grupo 1, por tanto, ruego a todo aquel que posea un Margaux, Petrus o Vega Sicilia en casa, que me lo envíe para su procesado seguro.

En esta iniciativa, en pro de la salud de la humanidad, creo que no me encontraré sólo, pues aun con el alto riesgo que implica, estoy seguro que saldrán abnegados camaradas que compartirán mi calvario, de ahí que he decidido formar una plataforma por el “Sí al almacén de confinamiento seguro de la panceta ahumada”, ¿nos apoyáis?

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en En mi humilde opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Sí al almacén de confinamiento seguro de la panceta ahumada!

  1. Graci-a dijo:

    El peligro no está en la carne, más bien en lo que esos animales comen que seguro es diferente a lo que comían (valga la redundancia) los animales que alimentaban a nuestros abuelos.

    ¡Ahí es donde deberían atacar!

    Le gusta a 1 persona

  2. Alicia dijo:

    Yo quiero formar parte de esa Cruzada!!! De hecho ya me había postulado publicamente para ello antes de leerte, pero ahora y con la buena organización que estoy segura que vas a desarrollar, cuenta conmigo. Salvemos al mundo del Jamón Ibérico, de los Chuletones de Ternera Gallega, y de todos esos maléficos productos…..
    P.D. Estoy convencida de que este es un complot de los japoneses para que aquí se deje de consumir el jamón y se pueda exportar más para allá, jajaja

    Me gusta

  3. carbayon1970 dijo:

    Me parto, plutonio de cantimpalo jajajaja

    Le gusta a 1 persona

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s