Un pan que ha aguantado 7000 años.

Espelta es un tipo de trigo, cuyo rastro se pierde en las profundidades del tiempo, encontrándose referencias en yacimientos de Oriente Próximo datados en torno a 7000 años de antigüedad. En la península Ibérica se estima el inicio de su cultivo hace 5000 años aproximadamente. Por tanto, más allá de otras consideraciones, dar un bocado a un cuscurro de pan de espelta es ponernos en contacto directo con las primeras poblaciones agrícolas de nuestra especie.

Actualmente de moda por sus cualidades nutricionales, no vamos a centrarnos en lo saludable que es alinear chacras con constelaciones, vamos simplemente a poner en valor la variedad, como fuente de riqueza en todos los sentidos. En primer lugar, queremos informar a la población que hay más opciones dentro del consumo de pan, que la baguette precocida. El pan, aparte de alimento básico, puede ser un producto para consumir con verdadero deleite. Los diferentes tipos de cereales, las cocciones o las levaduras, juegan un papel fundamental a la hora de elaborarlo, y cada elección determinará un producto final diferente.

Panes de espelta

Panes de espelta

Hoy vamos a hincarle el diente a la nueva propuesta de Pan Real. Dos elaboraciones, un pan de espeta integral y uno blanco. Con el cereal proveniente de Asturias, van a comercializar este nuevo producto. Lo primero que debemos detallar es que nos hicimos con dos panes hace tres días. Los hemos conservado en una bolsa de tela a temperatura ambiente y todavía mantienen buena textura y sabor.  Al corte son panes con corteza dura, la miga se desmenuza con relativa facilidad. El cereal está muy presente, con un sabor intenso y la sensación de una consistente densidad, que nos sugiere que vamos a estar bien alimentados. Aparte del cereal seco, nos llegan recuerdos de heno recién cortado que nos aportan cierta frescura. Aunque el integral evidencia menos refinamiento en la harina, el blanco no dista mucho, en cuanto a esa sensación en particular.

Hemos disfrutado mucho descubriendo que a pocos kilómetros de casa hay un pasadizo que nos lleva a compartir pan con nuestros antepasados más lejanos, agradeciendo a Pan Real su apuesta por la variedad, la investigación y la calidad.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en Catas, En mi humilde opinión, Otras experiencias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un pan que ha aguantado 7000 años.

  1. carbayon1970 dijo:

    Muy buen artículo. Es de coña que las cosas que ahora están de moda son un regreso al pasado y que no se está descubriendo la pólvora.

    Le gusta a 1 persona

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s