Tomates verdes encurtidos

Me encantan los encurtidos, y considero que la Capilla Sixtina de estos son las Berenjenas de Almagro, quien sea un enamorado del vinagre y no las haya probado, deambula por la vida con un vacío existencial, que solo ocupará el día que le caiga un churretón de berenjena en la camisa, al darle el primer bocado.

Hace poco, mi amigo Dani me preguntó, si había encurtido tomates verdes, con el caldo de las berenjenas. En ese momento empecé a salivar como el cánido de Pávlov, y me ha faltado tiempo para hacer el experimento.

Ingredientes

  • 1 Kg de tomates verdes
  • 10 cc de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cabeza de ajos morados de Las Pedroñeras
  • Agua, sal y vinagre de vino

Elaboración

Usamos un envase que podamos cerrar y en el fondo ponemos el aceite y el pimentón, y lo mezclamos bien, esto es importante, luego lo explicaremos.

Seleccionamos unos tomates poco maduros, los más verdes de los que se suelen consumir para ensalada, en nuestro caso, tenemos huerta y hemos podido elegir los más adecuados, pero unos buenos tomates de hortelano sin madurar son más que válidos.

Tomates verdes

Tomates verdes

Lavamos, cortamos los tomates y los ponemos en el envase sobre el fondo de aceite y pimentón.

Machacamos los ajos y los añadimos junto con el comino.

Preparamos el caldo con agua, sal y vinagre. Aquí va un poco en gustos, a mi me gusta fuerte, y suelo poner sobre 1/3 de vinagre, 2/3 de agua y 1 cucharadita de sal. Os recomiendo que uséis un buen vinagre de vino. La mejor opción es que os quedéis cortos de sal y vinagre, probéis el caldo y decidáis la intensidad.

Una vez preparado el caldo, rellenáis el envase hasta que lo cubra completamente. Como en la base hemos puesto el aceite con el pimentón, según el nivel sube la mezcla irá recubriendo los trozos de tomate, esta técnica se usa siempre en este tipo de elaboraciones, a mi me la enseñó mi sensei encurtidora, que además es mi hermana, maestra de maestras en la alquimia del vinagre.

Tomates verdes encurtiéndose

Tomates verdes encurtiéndose

Lo dejamos unas horas en la nevera, no es necesario mucho tiempo, pero si lo hacemos de un día para otro el tomate habrá cogido mejor los sabores del guiso y estará mucho mejor.

Tomates verdes encurtidos

Tomates verdes encurtidos

Es un aperitivo perfecto para tomar con una cervecita, por ejemplo, con la Quijota Rubia que catamos el otro día.

¡Muchas gracias Dani por tu propuesta!

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Consultor de Comunicación Gastronómica, Creador del blog elemparrao.es, Sumiller, Comunicador y Formador.
Esta entrada fue publicada en Mis atrevimientos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tomates verdes encurtidos

  1. Lidia dijo:

    Muy ingenioso, habrá que probarlo!

    Me gusta

  2. María dijo:

    ¿Cuándo se añade el ajo y el comino? ¿El caldo se cuece antes?

    Me gusta

    • No, no, no hay que cocer, se le llama caldo, pero es simplemente la mezcla de los ingredientes. Las berenjenas si se cuecen, los tomates yo los hice directamente. La sal, el comino y el ajo se echan en la mezcla que hagas. Por la mezcla abajo, de todos los ingredientes, luego pones los tomates y luego echas agua y vinagre. lo pruebas y lo corriges de sal, a mi no me gusta muy salado, yo le pongo una cucharadita pequeña, y si me quedo corto, corrijo.

      Me gusta

  3. María dijo:

    ¿Para cuántos tomates? ¿Cuál es la proporción de sal?

    Me gusta

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s