Caza escasa y pocas setas

A estas alturas de otoño y sin caer una gota de agua, sabíamos que pocas setas nos íbamos a encontrar en las II Jornadas Gastronómicas de Setas y Caza, celebradas en Fuencaliente. Aún así, nos aventuramos a asistir, para ver el ambiente, la feria de productos y la ruta de tapas.

Mieles en las II Jornadas de Caza y Setas Gastronómicas de Fuencaliente

Mieles en las II Jornadas de Caza y Setas Gastronómicas de Fuencaliente

A nuestra llegada notamos menos bullicio que el año pasado, pero esto puede ser solo una percepción. Visitamos la carpa que se instala en la plaza central, donde se exponen y venden productos relativos a la caza, embutidos, quesos, aceites y todo lo que rodea al turismo rural. Probamos queso, miel y algún embutido rico, que no podemos resistirnos a comprar. No es un espacio enorme, pero tiene una muestra representativa de productos que pueden interesar al visitante.

Ragú de ciervo

Ragú de ciervo

Se aproxima la hora de tapear un poquito e iniciamos nuestro peregrinaje por algunos de los bares. Ayudados por un folleto seleccionamos los que más nos seducen. Empezamos por una caldereta de ciervo acompañada de setas, que nos parece sabrosa y con la carne muy tierna, aunque algo escasa en cantidad, considerando que la tapa cuesta 2,5 €. La siguiente es un ciervo salteado con setas variadas, pero a juzgar por el caldo que traía la tapa, podía haberse llamado ciervo saltando sobre lago, por cierto, aquí las setas estaban hundidas profundamente en el lago, pues no llegamos a verlas. Continuamos con una brocheta de jabalí con verduras, nuestra sorpresa fue el procedimiento de compra, basado en alguna norma ISO, no sabemos cual, pero es cuestión de encontrarla, pues debías adquirir primero los tickets  de las consumiciones, facilitando tu nombre, digamos que mi nombre y jabalí quedaban así emparejados, luego las entregabas en barra, pero cuando el plato salía ya no llevaba el nombre, por tanto nadie avisaba. Llegamos a pensar que estaban haciendo un estudio para el CSIC, sobre hábitos de consumo en base al nombre de pila, a los Pedros les gusta más el conejo, por ejemplo. Terminamos con un Ragú de ciervo, y aquí la cantidad, calidad y presentación si nos gustó, además pedimos un vino y nos lo sirvieron en una copa decente a buena temperatura. Buscamos un par de sitios más, pero de inicio no nos convencieron y nos fuimos a comer un rosquillo y tomarnos un café, que nos sentaron muy bien.

Evidentemente no podemos hacer una valoración global de las jornadas, pues no visitamos a todos y sería injusto meter a todo el mundo en el mismo saco, pero salimos con la idea de que se había dado un paso atrás respecto al año pasado, un poco la sensación de que se aprovechaban estas jornadas para hacer caja, sin un extra para potenciar una zona o una gastronomía singular, sin cuidar el producto y su presentación, pensando que el visitante engullirá lo que le pongas y además pagará encantado. Confiamos que en próximos años esta orientación cambie, pues sería una pena desaprovechar el potencial que tiene un enclave como  Fuencaliente y su sierra, para actividades de este tipo.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Consultor de Comunicación Gastronómica, Creador del blog elemparrao.es, Sumiller, Comunicador y Formador.
Esta entrada fue publicada en En mi humilde opinión, Gastroturismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Caza escasa y pocas setas

  1. Selene dijo:

    Buenas tardes, soy la chica que te daba los tickets, no quiero entrar en polémicas pero los ticket creo que es algo bueno para que la cosa valla mas rapida, y ademas creo que en esos dias es lo mejor para todo el mundo. Tickets se dan en casi todos sitios cuando se cree que va a haber bastante gente. Y mi pregunta si apunté su nombre y no lo llamaron, ¿Como pudo usted comerse la tapa?

    Gracias de antemano

    Me gusta

    • Ciertamente no discuto que lo de los tickets no sea un método eficaz de gestionar las tapas que se sirven, pero en el rato que estuvimos no se nombró a nadie, salió tapa y el camarero nos la sirvió, no recuerdo exactamente si le señalamos que era la nuestra. Eso es lo que nos sorprendió, que el camarero repartía las tapas sin nombrar, y no entendíamos la utilidad de hacerla nominal. No pretendo criticar el sistema de gestión, si os funciona , cada cual elige el que más le conviene, simplemente que nos resultó contradictorio que se pida el nombre y luego no se utilice.
      Gracias por comentar

      Me gusta

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s