Yo Soy Tapeador. IV concurso de tapas de Puertollano

“Pues mañana voy a hacer la ruta de tapas”, así fue como me enteré, que en mi localidad habían organizado otro año más Yo Soy Tapeador. Ojiplático me quedé ante mi amiga, con la misma mirada que la vaca que observa al tren pasar. Un año más volvía a sorprenderme desprevenido esta cita gastronómica. Puede que no estuviera atento a mis alarmas, o puede que otro año más la comunicación tuviera evidentes carencias. Mi amiga, sacó su móvil y me envió un enlace, que al abrirlo me informaba de la ruta de hace dos o tres años. Bien empezamos, pensé, va a ser que esta vez tampoco nos hemos esmerado mucho en divulgar.

Canelón de mango relleno de carrillera sobre tierra de vino, jugo de su cocción y yema líquida  en tempura.

Canelón de mango relleno de carrillera sobre tierra de vino, jugo de su cocción y yema líquida en tempura.

Tranquilamente en casa inicié una exhaustiva investigación, pues sorprendentemente, algunas actividades se programan, según mi opinión, para que no se conozcan. Supongo que son el fruto de una minuciosa estrategia de marketing basada en el principio de: “vamos a hacer algo y a ver si sois capaces de descubrirlo”. Tras algunas búsquedas, dónde aparece contenido de la ruta de años anteriores, finalmente me encuentro que la página del Ayuntamiento había colgado la información un par de días antes, ¡por fin tenía el programa! Es muy fácil informarse, solo hay que escribir todas las mañanas del año las palabras “ruta” y “tapas”, y buscar entre otros enlaces hasta enterarnos que empieza al día siguiente.

Tosta de bacalao dorado a la portuguesa

Tosta de bacalao dorado a la portuguesa

El evento gastronómico se extiende a dos fines de semana, en nuestro caso, no podíamos recorrerla durante todos estos días, tan solo un domingo a medio día, y luego conseguimos escaparnos un sábado por la tarde. Nos sorprendió que dentro del horario planificado nos encontráramos establecimientos cerrados, continuamos con la filosofía: “Ya que os habéis enterado, a ver si sois capaces de hacerla”. Probando como mínimo seis tapas puedes participar en el sorteo de un viaje. Creo que entre lo complicado que es enterarse, y los que estaban cerrados, el reto es simplemente hacerla.

Buñuelo de bacalao con vela de tocineta ibérica

Buñuelo de bacalao con vela de tocineta ibérica

En esta convocatoria han participado 14 establecimientos, hecho que debe hacernos pensar, pues hace dos años empezaron 18, y si comparamos con una actividad análoga, como es Tapearte en Ciudad Real, en el 2017 participaron 40 establecimientos. Quizás haya razones contundentes para este descenso, quizás no sea fácil organizar algo así, pero también es cierto que deberíamos reflexionar sobre las razones que llevan a un hostelero a no interesarse por estas actividades. Puede que las carencias en planificación de la comunicación no sean tales, y tan solo haya sido una percepción personal, pero lo que es evidente es que la curva de tendencia tiene una pendiente descendiente y de continuar así, pronto tocará fondo.

Nido de morcilla de arroz.

Nido de morcilla de arroz.

En los días que hemos podido disfrutar de la ruta, nos hemos encontrado con gratas sorpresas. El nivel en líneas generales nos gustó, evidentemente, había propuestas más elaboradas y otras menos, pero consideramos que eso no es lo más importante. Si tu tipo de cocina es más tradicional, pero está bien elaborada, puede ser tan atractiva como las opciones más arriesgadas. Pudimos disfrutar de bacalao dorado, un buñuelo de bacalao con una fina tocineta ibérica, un mar y montaña de exquisito sabor, varias propuestas de morcilla, una más elaborada con una confitura de tomate y otra con un huevo frito en su punto de cremosidad de yema, un equilibrado y sorprendente bocado de carrillera arropado por una lámina de mango que le confería un punto ácido excepcional a la carne, un poco de aire asturiano con un cachopín acompañado de un chupito de sidra y un emparedado de ave crujiente. Además tuvimos también postre, con un tatín de manzana y chocolate que nos terminó de endulzar la tarde.

Sin poder visitar todos los locales, nos llevamos un grato recuerdo en el paladar. Considero que el potencial de nuestra hostelería es suficientemente destacable como para brillar más en el mapa de la gastronomía provincial. Creo que hay que aplaudir a los 14 establecimientos que han tenido la valentía de proponer una tapa diferente, con el trabajo extra que esto conlleva. Nos quedamos atentos, esperanzados en que la cifra de bares y restaurantes se duplique el próximo año, y que no sea un ente ectoplasmático el que nos avise de la próxima ruta Yo Soy Tapeador.

Anuncios

Acerca de J. Fernando Buitrón Gijón

Sumiller, ingeniero industrial, formador y comunicador, divulgador en temas de sostenibilidad, arquero, aficionado a la fotografía y corredor ocasional.
Esta entrada fue publicada en En mi humilde opinión, Gastroturismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Agradecemos mucho vuestros comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s